Consejos para conocer la disponibilidad de ciertos dominios

Credibilidad y confianza

A veces, no encontramos un dominio porque no estamos ante la web de dominios indicada. Existen varios trucos para saber si un dominio está disponible o no, los cuales hacen la tarea de búsqueda más rápida. Como sabemos que la búsqueda de un dominio puede convertirse en un infierno, aquí os damos ciertos trucos para acelerar el proceso.

  1. Acudir a varias webs

Ciertas personas quieren dominios que son bastante extraños o que tienen una extensión poco común, por lo que no encuentran el dominio en la primera página web que visitan. No os quedéis en Dondominio o GoDaddy, expandir vuestra búsqueda en otras páginas web, aunque estén en inglés.

De todos modos, hay generadores de dominios que hacen la vida del usuario medio más fácil. Podéis acudir a ellos para terminar antes vuestra búsqueda del tesoro.

  1. Extensiones

Tened mucho cuidado con las extensiones porque determinan el tipo de web que el usuario va a visitar. El problema no se soluciona con cambiar la extensión del dominio porque no es lo mismo un “.es”, que un “.com”, al igual que un “.net”, que un “.info”. Este es un error que mucha gente comete y luego se preguntan por qué la web no tiene el tráfico que debería.

Pensad también que es más fácil posicionar una web con extensión “.com” que cualquier otra, ya que se trata de una extensión global, algo que Google ve con buenos ojos.

  1. No seas testarudo/a

He visto a muchas personas “encabezonarse” con un dominio que no está disponible. Siempre tenéis la posibilidad de hacer una oferta o de pagar más por él, si es el que verdaderamente os va a servir y es el que queréis. Sin embargo, existe la opción de que el propietario no quiera venderlo, así que, en este caso, lo mejor es pasar página y buscar otro nombre. Tampoco hagáis ofertas absurdas por un capricho personal, si el dominio no vale tal suma de dinero, no paguéis por él más dinero del que vale.

Este consejo es el más lógico, pero el que menos se pone en práctica cuando llega el momento.

  1. Páginas de consulta

Lo más sencillo es acudir a páginas de consulta sobre la disponibilidad de dominios. En estas páginas sólo tenemos que ingresar el nombre del dominio que queremos y nos dirán si éste está libre o cogido.